El cazador de Chantada, a la cárcel

200120 personas han firmado ya

El cazador de Chantada, a la cárcel

Ayúdanos a exigir al futuro Gobierno de España un endurecimiento del Código Penal para los delitos de maltrato animal. Que casos como el del salvaje de Chantada, que disparó y apaleó a su perra, no sean impunes.

En Chantada, Lugo, un cazador ha disparado a su perra, que acababa de parir, y le ha dado después una brutal paliza. Todavía viva la ha arrastrado por el suelo.

Las imágenes han sido grabadas por una persona que escuchó el disparo, detuvo su coche, persiguió al maltratador y llamó a la Guardia Civil. Su actuación ha sido determinante para que la perra haya podido ser trasladada a un hospital veterinario donde permanece ingresada en estado muy grave. Sus cachorros se encuentran a salvo.

El maltratador, al ser sorprendido por el conductor, manifestó: "soy cazador y pego tiros a quien me sale de los cojones", según recogen los medios de comunicación, a quienes ha ofrecido declaraciones el testigo.

Lamentablemente, este caso es uno entre miles. Muchos documentados y denunciados, otros muchísimos ocurridos en silencio. Los cazadores no solo maltratan y disparan a sus propios animales. El pasado mes de noviembre en Mazarrón (Murcia) dos cazadores fueron investigados por disparar a tres perros de un ciudadano, que los tenía en su finca.

El año pasado otro cazador, en Huesca, entre risas, lanzó por los aires y pisoteó brutalmente a una zorrita hasta matarla, mientras otro compañero grababa los hechos. Fue localizado por la Guardia Civil, pero la causa se archivó, ya que maltratar, torturar y matar a animales considerados silvestres no es delito, según nuestro Código penal. Lo mismo sucedió con el cazador de Lleida que torturó a un pequeño jabalí, sumergiéndolo repetidamente en una acequia hasta ahogarlo, o con el cazador que apedreó a un jabalí moribundo, mientras bromeaba sobre esta atrocidad por teléfono.

Estos ejemplos ponen de manifiesto cómo estos individuos dan rienda suelta a su brutalidad, sabiendo que sus actos quedarán sin castigo. El Código Penal no garantiza justicia a quienes la merecen. Si quienes maltratan hasta la muerte a un animal no cuentan con antecedentes penales, aunque sean condenados a la pena máxima, que son 18 meses de cárcel, no entran en prisión.

Por ello, quienes firmamos esta petición, exigimos al Gobierno de España que se forme en los próximos meses, tras las elecciones del 10 de noviembre de 2019, una reforma del Código Penal que endurezca las penas por maltrato animal, de manera que no queden impunes estos actos brutales.

En concreto pedimos:

  • Que sea considerado delito maltratar a todo tipo de animales, incluidos los silvestres.
  • Que el delito de maltrato animal tipificado en el Código Penal sea castigado con penas superiores a los 2 años de prisión.
  • Que la inhabilitación para la tenencia de animales, profesión, oficio o comercio que tenga relación con ellos se establezca en un mínimo en 20 años.
  • Que se elimine del artículo 337 del Código Penal el requisito de causar "lesiones que menoscaben gravemente su salud".
  • Que a las personas condenadas por delitos de maltrato animal se les inhabilite para la posesión de permiso de armas y licencia de caza.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.